Desprendimiento de retina: que es, Causas, síntomas y solución.

¿Qué es la retina?

La retina es la capa más interna del ojo. Contiene células nerviosas que perciben la luz y la  transforman en un estímulo nervioso que envía a su vez información al cerebro y así posibilita la visión

¿Qué es el desprendimiento de la retina?

Desprendimiento de la retina sucede cuando esta se separa de la parte posterior del ojo. En el momento en el que ocurre, la retina deja de funcionar y se pierde visión (aunque esta pérdida se manifiesta de diferentes formas). La consulta con un oftalmólogo especialista en retina se debe realizar de manera inmediata, pues si no se trata pronto, puede ocasionar pérdida de la visión permanentemente.

Síntomas del desprendimiento de la retina

Típicamente se presenta pérdida súbita e indolora de la visión. Aquí unos ejemplos:

Visión de sombras

Aparición súbita de de manchas negras o moscas flotantes

Repentina visión borrosa
Ver destellos de luz

¿Qué causa el desprendimiento de la retina?

Una de las causas más comunes del desprendimiento de la retina es el desgarro o perforación de esta. En el momento en el que se da ese desgarro, se filtran los líquidos del ojo y esto causa la separación de la retina con los tejidos subyacentes. En la mayoría de los casos, esta separación se debe a una afección conocida como desprendimiento vítreo posterior. Sin embargo, también puede ser generada por un traumatismo, un antecedente familiar o una miopía muy grave.

La imagen muestra cómo el vítreo (“un gel que se encuentra normalmente dentro del ojo”)  genera tracción de la retina y causa un agujero)

El desprendimiento de la retina también puede ser causado por el desprendimiento por tracción. Este tipo generalmente se presenta en personas que sufren de diabetes no controlada, que tienen cirugías previas de retina o que tienen una inflamación crónica en ella.

¿Quiénes pueden presentar desprendimiento de la retina?

El desprendimiento de la retina puede sucederle a personas de todas las edades, pero por lo general tiende a presentarse en mayores de 40 años. Las personas que presentan más riesgos de sufrir este desprendimiento son quienes:

  • Tienen miopía.
  • Han sufrido un trauma ocular.
  • Tienen antecedentes familiares con desprendimiento de retina.
  • Tienen cirugía de cataratas u otras cirugías oculares.
  • Tienen otras enfermedades crónicas del ojo.
  • Han sufrido ya de un desprendimiento de retina en un ojo.

Desprendimiento de la retina en niños

Aunque no es común, el desprendimiento de retina puede presentarse en niños, por lo que igual que en los adultos, se debe consultar urgentemente con un oftalmólogo especialista en retina. Por lo general, este desprendimiento se debe a infecciones parasitarias, retinopatía de la prematuridad, retinoblastoma o traumas previamente sufridos por ellos.

¿Cómo prevenir el desprendimiento de la retina?

  1. Evitar todo tipo de trauma ocular (ejemplo: deportes y juegos de alto impacto). En caso de laborar en lugares con riesgos de trauma, se deben proteger los ojos con anteojos industriales.
  2. Hacer un control anual con oftalmología, pues no siempre se generan síntomas. Esta recomendación es especialmente importante en pacientes miopes, con antecedentes familiares de desprendimiento de retina o enfermedades crónicas.
  3. En caso de ser paciente diabético, se debe tener un control riguroso de los niveles de azúcar en la sangre .
  4. Consultar al oftalmólogo de manera prioritaria ante cualquier cambio repentino en la visión.

¿Qué tratamientos existen para el desprendimiento de la retina?

Para tratar el desprendimiento de la retina es necesario realizar una cirugía con el fin de cerrar las roturas retinianas y colocar la retina en su lugar.  La cirugía es conocida como “vitrectomía”, e incluye diferentes procedimientos como el bucle escleral, la fotocoagulación láser, la inserción de sustancias conocidas como tapones (aire, gas, aceite de silicona), entre otros, y se puede realizar bajo anestesia local o general, todo lo cual dependerá de las particularidades de cada caso.

Cuidados y recomendaciones post-operatorios:

  • Manténgase en reposo y disminuye los niveles de actividad.
  • Use el parche en el ojo después de la cirugía y siga las indicaciones del retinólogo.
  • Si le han colocado una burbuja de aire o gas, debe mantener la cabeza en la posición recomendada por el médico.
  • Evite viajes a lugares de gran altitud sobre el nivel del mar.
  • Puede sentir molestias días/semanas después de la cirugía, por lo tanto debe utilizar la medicación como se le indique.
  • La visión comienza a mejorar de 4 a 6 semanas después de la cirugía. La mejoría de la visión está sujeta al daño que el desprendimiento causó a las células de la retina.

Ojos Laser Center, soluciones a la vista

En OLC nuestra misión es tu visión y trabajamos de la mano para brindarte el mejor servicio. Contamos con un equipo humano de calidad que está en constante actualización y tenemos equipos de última tecnología. Tu visión no debe esperar. Agenda tu cita de valoración y goza de una vida sin restricciones visuales.